Cuando los padres no pueden cuidar a sus hijos debido a su trabajo, tienen que elegir entre buscar una niñera o una guardería. Una niñera infantil cualificada y con experiencia puede ser la mejor opción si se quiere que el niño esté en su propia casa. Os vamos a contar cuáles son las cualidades que debe tener una niñera infantil o una niñera y qué debéis tener en cuenta a la hora de hacerle una entrevista.

1. Tener vocación

Para ser cuidador infantil es imprescindible que le gusten los niños, pero también que tenga una trayectoria profesional relacionada con el cuidado de los más pequeños. Lo ideal es que haya trabajado en una escuela infantil, un centro escolar o en un campamento de verano para niños. También puede tener estudios relacionados con la educación infantil, el cuidado de los niños o los primeros auxilios. Hay que tener en cuenta que no solo debe ser amable y cariñosa con nuestros hijos y tener mucha paciencia, sino que tiene que haber trabajado en alguna ocasión con niños. Además, debe ser capaz de establecer una buena comunicación con el niño desde el primer momento para que le haga caso y siga sus instrucciones y esto suele suponer tener cierta experiencia.

2. Ser una persona proactiva

Cuando una persona está cuidando un niño debe tener cierta iniciativa para resolver problemas e imprevistos. Por ejemplo, debe ser capaz de darles la merienda o de ponerle el termómetro si nota que el niño tiene fiebre. Por eso debe ser una persona proactiva y con iniciativa o capaz de pedir instrucciones a los padres por teléfono.

3. Tener capacidad para entretener a los niños

La niñera perfecta debe ser capaz de cuidar a los niños, seguir en todo momentos las instrucciones de los padres y también tiene que ser capaz de organizar actividades entretenidas para los más pequeños. Por ejemplo, una tarde de frío puede organizar actividades como un teatrillo o un karaoke para que no se aburran los niños y no estén pegados a la tele o las pantallas.

4. Ser responsable

Es fundamental que sea una persona responsable y que sea capaz de hacer todas las tareas que se le encomiendan. Por ejemplo, tendrá que ayudarles a hacer todos las tareas y deberes y llevarles a las actividades extraescolares después de las clases. Si al día siguiente tiene que entregar unos ejercicios y no las ha terminado porque ha estado viendo la tele puede tener problemas con la profesora y la responsabilidad sería de la niñera. También en el caso de recién nacidos o bebés menores de 3 meses debe ser capaz de resolver situaciones tan complejas como una rabieta por cólicos del lactante. También los niños pueden tener intolerancia al gluten o ser alérgicos a algún alimento.

5. Organizada y puntual

Una buena niñera debe ser capaz de distribuir las diferentes tareas que debe hacer el niño a lo largo de la tarde. Además debe ser puntual a la hora de acudir al trabajo porque su retraso a la hora de llegada puede afectar a la conciliación laboral de los padres. Si tiene cualquier problema para trabajar un día, debe avisarles con la suficiente antelación para poder buscar una sustituta. Esto es fundamental para establecer una relación de confianza entre los padres y la niñera y que puedan seguir conciliando

Os recordamos que en Care For Kids os podemos ayudar en todo el proceso de búsqueda

Leave a Comment

7 − 2 =

Care For Kids

Niñeras Madrid

Niñeras Barcelona

Agencia de selección

Código de Registro: 9900000644

Atención telefónica

+34 659 786 356

Lunes a Viernes

Mañanas 10:00h a  14:00h

Tardes 16:00h a 19:00h

Dónde estamos

Centro de negocios Shed&Co

Hermosilla, 48, 1ºdcha, 28001 Madrid

© 2017 All rights reserved.