La época de resfriados y gripe suele comenzar en octubre suele llegar hasta marzo e incluso si no mejora el tiempo hasta mayo. El frío y los virus hacen que en todas las familias se sufra al menos un resfriado en invierno. Los niños son uno de los colectivos más vulnerables a los virus y tenemos que intentar en lo posible protegerles y evitar que se contagien.

Tanto el resfriado como la gripe son causados por virus muy contagiosos. Los resfriados suelen ser más leves y pueden afectar menos a los más pequeños. Pero la gripe suele ser más grave y puede tener más consecuencias importantes para su salud.

La gripe suele suponer fiebre, dolor de garganta, dolores musculares y de cabeza, tos o mocos. En algunos casos incluso se puede complicar y suponer dificultades para respirar o una peligrosa neumonía. Para la Asociación Española de Pediatría (AEP) la vacunación es la mejor forma de prevenir la gripe para niños de riesgo.

Antes de que nuestros hijos se contagien, podemos prevenir la enfermedad o por lo menos disminuir los síntomas. Os vamos a dar unos sencillos consejos para que vuestros hijos no contraigan la enfermedad o por lo menos que la pasen de forma más leve.

Lavarse las manos

El primer consejo es lavarse las manos con frecuencia. Una buena costumbre de higiene que debe mantener toda la familia y que ayuda a detener la propagación de gérmenes. Es fundamental que se laven las manos cuando lleguen del colegio y que se quiten los zapatos cuando caminen por la casa.

Una alimentación saludable

Es importante también que nuestro hijo lleve una vida lo más sana posible, que coma de forma saludable, haga ejercicio y duerma lo suficiente. Un estilo de vida sano ayuda a estimular su sistema inmunológico y mantener su cuerpo fuerte.

No ir al colegio

También es importante que nuestro hijo no acuda al colegio en cuanto detectemos los primeros síntomas. Puede contagiar a sus compañeros y propagar el virus por el colegio. Además, el pequeño se encontrará mucho peor si no puede descansar y se pueden agravar los síntomas si no se queda en casa descansando. Siempre se debe evitar que se acerque a bebés recién nacidos, ancianos o personas con riesgo de sufrir complicaciones.

Aumentar la limpieza

Otra buena idea es utilizar para limpiar las superficies productos antibacterianos. Por ejemplo, se pueden usar para limpiar las mesas y las encimeras donde al estornudar se pueden concentrar los virus. También se deben utilizar en las manijas de las puertas, los interruptores y los juguetes.

Cuando ya nuestros hijos están constipados o han contraído gripe, lo único que podemos hacer es cuidarles, que beban mucho líquido e intentar que descansen lo suficiente. Hay que intentar evitar el tabaco en la vivienda y ventilar todo lo posible. Si nuestro hijo tiene gripe debemos acudir al médico antes de administrarle ningún medicamento. Algunos pueden ser dañinos para bebés y niños pequeños. Es fundamental acudir cuanto antes si nuestro hijo tiene fiebre alta y prolongada, dificultad para respirar, dolor en el pecho y oídos o vómitos continuos.

Leave a Comment

Care For Kids

Niñeras Madrid

Niñeras Barcelona

Agencia de selección

Código de Registro: 9900000644

Atención telefónica

+34 659 786 356

Lunes a Viernes

Mañanas 10:00h a  14:00h

Tardes 16:00h a 19:00h

Dónde estamos

Centro de negocios Shed&Co

Hermosilla, 48, 1ºdcha, 28001 Madrid

Newsletter

© 2017 All rights reserved.

A %d blogueros les gusta esto: